Mis pinturas de sirenas favoritas.

Desde que tengo memoria las sirenas han sido mi mayor inspiracion artística. Me encantan. Recuerdo que las dibujaba mucho cuando estaba en preescolar, y me gustaba dibujarlas con el cabello larguísimo. El mes pasado consistió en dibujar una sirena al día, y tuve la idea de hacer una entrada de mis pinturas clásicas favoritas de sirenas (en especial del renacimiento o del movimiento pre-rafaelita). No sé por qué, pero siempre me he sentido fascinada por las sirenas, y fue un tema que pisó fuerte durante el renacimiento en la Europa dorada. Si me remonto y empiezo a fantasear sobre esa época, me siento en paz. Hay algo en la pintura que nos hace eso, recordar lugares en los que nunca hemos estado. Por eso quise seleccionar 10 de mis cuadros favoritos, con sirenas como temática principal. Algunos los conocerán y otros quizá no, pero no solo me gustan porque hay sirenas en ellos, me gustan por todo lo que son: una obra única y característica del artista. ALgunos serán más oscuros y otros más serenos y suaves, por eso me di la libertad de colocar de todo un poco en esta pequeña selección que hice.

Y ya no me explayo más.

#10 Flying Fish – Herbert James Draper

Empezamos con pie fuerte. Herbert James Draper fue un pintor inglés de la era victoriana. Flying Fish, o Pez Volador, es una de mis pinturas favoritas. Incluso hice un estudio con lápiz hace años. Creo que lo que me encanta de éste cuadro es el salto, porque me hace pensar que la sirena está de caza (o quizá esté jugando). El punto es que, como el mar, sale por sorpresa y dispuesta. Me encanta la pose y cómo el cuerpo se eleva.

herbert_james_draper-flying_fish-1910 Seguir leyendo

Anuncios

Color-mermaids Collection

Alguien me habló de hacer una colección de sirenas y de paso las fusionaré con el desafío de color que tenía en mente, pero cambié algunas cosas. No quería usar los colores básicos de siempre, sino usar los Spring Colors de este año de Pantone

pantone

Las sirenas son mi inspiración básica desde que tengo memoria. Las dibujaba siempre cuando estaba en preparatorio y mi mejor amiga de la época siempre me miraba con cara de: supéralo. Todavía las sigo dibujando porque me encantan, sin más. Por ello durante 7 días dibujé una sirena y le asignaba el color correspondiente. A continuación el nombre de los colores y la sirena que le corresponde. También fue divertido nombrarlas. Lo bueno es que me emocionaba porque quería saber cómo iba a quedar el resultado final del día siguiente. También es bueno ponerse desafíos como estos para ser constantes, y puede ser de lo que quieras. 10 u 8 días dibujando árboles, o animales…lo que se te venga en mente porque te ayudará a ser menos flojo y a combatir futuros bloqueos.

Seguir leyendo