Favoritos de Abril + bocetos

¡Qué alegría verte por aquí! Me hace muchísima ilusión que ya hayamos empezado Mayo. Porque se acerca mi viaje a Disney y otras cositas más. He estado perdidísima porque me la he pasado ocupada con unas cositas y encima, leyendo. Así que tiempo (o ganas) de dibujar CERO. Estoy atrasada con una commission que tengo que terminar. Tuve unas dos últimas semanas espantosas. Parece que todo se alineó para que las cosas me salieran mal. Pero fuera de eso, solo voy a contar las cosas buenas.

  • Me volví a cortar el cabello
  • Recibí muy buenas noticias
  • Empecé Accutane ( mi tratamiento para la piel)
  • Compré libros y leí mucho.
  • ME INSCRIBÍ EN LA UNIVERSIDAD.
  • GOT A NEW CAR
  • Me reencontré con una amiga que no veía desde el 2014

Ah, y este mes es mi examen de conducir. So, yeah, a lot of stuff is going on. Pero comencemos con los favoritos del mes! Seguir leyendo

Anuncios

Wrap-up Abril + ilustraciones.

So, me ha costado hacer esta entrada porque Abril tuvo sus altibajos. En cuanto a dibujos se refiere. Experimenté un massive depressive art block del que todavía intento salir porque recibí unos anónimos o hate mail criticando bastante mi trabajo en general. Anatomía, más que todo. Y eso me quitó un poquito las ganas de agarrar un lápiz, pero me forcé en muchos momentos. Y sobrellevé mejor esas críticas. Sí, todavía hay áreas en las que me jorobo muchísimo y me frustra no ver resultados inmediatos, pero esto es así, supongo. Gateando. Recibí muchos comentarios alentandores y no me alcanza un scroll infinito de hoja blanca para agradecer a todos los que han apoyado mi trabajo en estos últimos meses. Me di cuenta que en los primeros años en los que uno empieza a evolucionar y a crear, no todo lo que sale es bueno. Pero la ambición y el buen gusto está y con eso me conformo por ahora. Sigo puliéndome como pueda. Y me las apaño sola. Sí, las rabietas y el llanto se dan en uno que otro momento, pero siempre me tranquiliza volver al escritorio. Hay mucha presión porque me estoy adentrando en territorio desconocido, pero por primera vez, siento de verdad que me estoy preocupando por las cosas correctas.

Fuera de eso, no he parado. Literalmente. He tenido que gastar un dineral, dejar mi universidad, terminar entregas, empezar a decidir qué se queda en Venezuela qué se viene conmigo, cerrar círculos…y eso que todavía no ha empezado el ciclo de despedidas. Hay situaciones que todavía me producen un escozor emocional enorme y hace poco empecé a monologar conmigo misma y a tomar desiciones ya. Porque sí.

No me dejó muy satisfecha este mes, y los que siguen no serán fenomenales por mi mudanza, pero bueno.  Seguir leyendo