¿Estudiar diseño en Urbe o Luz?

Bueno, lo siento para los lectores que no vivan en Maracaibo, pero éste es un asunto que suele abordarme mucho. Que dónde estudié y si es mejor ésta o aquélla. Antes de nada, quisiera advertir que todo esto esto es extremamente subjetivo y está sesgado por mis experiencias propias en las dos universidades. Estudié más de seis meses en cada una y creo que eso me da licencia para formarme una opinión con base, y poder hablar de con cuál me sentí más a gusto. Porque aquí, nada tiene que ver con que una sea más competente que la otra, sino de cómo uno se sienta más a gusto.

Mi plan desde que me gradué de bachiller, era estudiar en LUZ, pero quedé en otra carrera que no me llenaba y estaba perdiendo el tiempo. Me salí y tomé el examen de admisión en LUZ. Corría el 2012, creo. En urbe, tú solo pagas y ya. Por eso, cuando entré me encontré con un montón de mojoneros mentales de primer trimestre que apenas y sabían dibujar algo que no fuese anime related. Qué va, en mi clase sí había talento. Dos os tres personas con excelentes ideas. El resto, bachilleres con las mismas ideas copia y pega. Una barbaridad. Okay, lo entiendo, somos primerizos, estamos formándonos, pero me encontré con muy poca gente con vocación.

Realmente, soy bastante neutral con las dos instituciones. Ambas tienen sus cosas malas y buenas, pero ninguna es para echar cohetes. Ya no se trata de la universidad sino de la condición del…vamos a llamarlo país. Ojo cuidado. Me estoy enfocando solamente en el área del diseño. Soy ignorante sobre las demás carreras. Creo que las personas que estén pensando en cuál estudiar diseño tienen que pensárselo dos veces antes de hacer caso a los mitos de: urbe es de sifrins y luz es de malandros. Como en todos lados, hay de todo. Para mí, la clave está en saber lo que quieres. Me explico.

Cuando estuve en urbe, entendí a lo que no me quería dedicar. O tal vez, lo recordé. Porque me ayudó a entender que hay muchísimas ramas del diseño que no me interesan. Desde mi punto de vista, urbe es menos artístico que luz. Urbe es más técnico y con tendencias diferentes. Te preparan para vender de inmediato y a tratar con clientes, aquí todo muy bien, pero ya venía yo con la idea de que diseñar un logotipo o un identificador no era lo mío.

No me interesaban: el diseño de productos, marcas corporativas, tipografía, o diseño de identificadores, vallas, anuncios. Esos temas son, bastante frecuentes en las materias de urbe. Yo disfrutaba de las clases más artísticas como maquetas y diseños tridimensionales, ilustración, técnicas de expresión e historia del arte. Pero, me decepcioné de muchos de mis profesores allá. Ejemplo:

Tuve a una profesora que mandaba a calcar todo. Según ella «solo a los estudiantes que no sabían dibujar». Y para más inri, había que llevarle la foto que ibas a dibujar o no te evaluaba. O sea, eso de la creatividad lo llevas bien ¿eh, hija? Vaya por dios. Total, un día por error imprimí la foto muy pequeña y me dijo que cómo iba a trabajar con eso. Le dije que iba a trabajar como siempre: sin calquear, y aparentemente me odió cuando el dibujo me salió. Era Pascal de Enredados. Vamos. Dificilísimo. Tuve unos cuantos encontronazos con esta señora y más tarde me enteré por mi actual profesor de dibujo que la conoce, que apenas y puede hacer un círculo. ¿Qué hace esta gente dando clases? Se supone que lo haces porque se te da bien y quieres hacerlo, no porque no encontraste nada mejor.

Tuve suficiente de esa ineptitud y de profesores tan piratas. Profesores que, en tareas de historia del arte, como hacer un manuscrito, dejaban que los estudiantes ignoraran los cánones del dibujo medieval y dibujaran vainitas de anime. Y dime tú si vas a dibujar a una chiquilla con orejas de gato en una tarea seria. Vi muchas tareas mal entregadas, sucias, torcidas, con los formatos incorrectos…la gente entregaba por entregar. Espero y asumo que ya eso no pasa en los trimestres más avanzados. No sé, no pude quedarme así que no tengo palabra allí. Si me lo preguntan, he visto trabajos muy buenos en los últimos trimestres. Bien.

Los temas…bueno, mucha gente aprovecha para integrar lo que le gusta en sus entregas: superhéroes, videojuegos, música, anime, lo que te dé la gana. Es bueno hasta cierto punto. Luego se vuelve aburridamente repetitivo. Por no hablar de que la situación del país ya no se presta para nada y muchos profesores buenos se han ido ya.

Sí, hay gente con talento. Con mucho talento. Pero está MUY enterrada porque las criaturas que nombré arriba abundan una barbaridad. Hay gente que sí sabe dibujar y otras no tanto porque pueden hacer otras cosas. Llegué a la conclusión de que, si lo tuyo es el branding, el diseño de logos o identificadores, marcas corporativas, en urbe te van a ayudar a sacarle punta.

Luz, en lo que a los profesores se refiere, es inmensamente mejor. Con diferencia. Tienes todo un semestre para aprender técnicas de expresión nuevas. No aprendí nada de eso en urbe. Nada que no supiera ya. En luz, me enseñaron a agarrar el lápiz de nuevo, me explicaron el mecanismo de los pinceles, y de lo que les pasa si la madera se moja. Todo, vamos. Mi elemento. Aprendí, pues. Y me empapé del conocimiento que no encontré en urbe. Ahora, eso solo vale para mí y para todo aquel que quiera dirigir su carrera a la vieja escuela, con medios más artísticos. Más dibujo artístico que dibujo técnico. No hablo por nadie, solo por mí. Solo sentí más conexión en luz.

Así que, pregúntate hacia dónde quieres dirigir tu trabajo. En cuál conseguirás más equilibrio y en cuál te sentirás más a gusto. Porque no todos queremos lo mismo, eso es un hecho. Yo no me cerré y gracias a ello descubrí lo que no me gusta y lo que me gustaría hacer. Tal vez a ti no te guste dibujar y quieras hacer otras cosas, tal vez seas mejor con las maquetas o con la identidad corporativa ¿sí? es cuestión de averiguarlo.

Yo estuve en las dos y siempre me preguntaban el porqué mientras me miraban extrañados, era porque no podía decir todavía que me iba del país. No era seguro. Necesitaba el máximo de materias cursadas posible (lo que me diera el cuerpo) para el exterior y agarrar el máximo de conocimiento para estar un poquito preparada para lo que fuera que me esperara en Estados Unidos. No me sentía suficientemente conforme con una. Necesitaba más. Llámenme loquita pero, así me encontraba. Si veo que en una parte no estoy aprendiendo, voy a salir a buscar satisfacerme en otra parte.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s