Book review: La Ladrona de Libros.

La ladrona de libros narra las peripecias de Liesel, una niña alemana que es llevada a un hogar adoptivo porque su madre ya no puede cuidar de ella. Ambientada en la Alemania nazi, Liesel deberá acostumbrarse a su nueva vida y entender lo que pasa a su alrededor.

Autor: Markus Zusak.

Solo para aclarar: sí lloré. La virgen santa, se los juro. Yo no sé si es que estaba medio emotiva/mística el día en que lo terminé pero este libro me reparó. En serio, fuera bromas. Me caló muy hondo y me trajo muchísima paz, merece que le dedique una entrada, porque es maravillosamente preocupante y milagroso lo que este libro me hizo. No sé si fue porque lo consideré muy humano. Yo crecí y me eduqué en un colegio alemán aquí en mi ciudad. Y me despertaron la curiosidad por la segunda guerra desde que salí del huevo, básicamente. Tuve profesores que en efecto fueron niños cuando sucedió el holocausto y yo era toda ojos y oídos en el asunto. Y sí, los alemanes son estrictos. La Ladrona de Libros no es el típico libro de la segunda guerra mundial. No es un diario. Ni siquiera te invita a simpatizar con los judíos o a sentir pena por ellos como en El Diario de Ana Frank o La Pianista de Varsovia. El papel de los judíos en La Ladrona raramente es relevante, solo para que te hagas una idea de lo que podían estar sintiendo los personajes. El autor ya SABE lo que debes sentir por ellos por todo lo que hemos leído sobre la segunda guerra. Así que calma pueblo que no tienes que leer nada tan cruel como en El Niño de la Pijama de Rayas.

Lo admito, me tardé bastante leyendo este libro, pero no porque no me gustara, sino porque inconscientemente no quería terminarlo. Lo que pasa con este tipo de historias es que no las quieres dejar ir. En fin, voy a guiarlos un poquito en lo que trata. Porque es un tesoro, un nuevo clásico.

Creo que la peculiaridad de este libro es que es la muerte quien narra. Porque en la verdadera guerra, la muerte es la protagonista, no Hitler, ni los judíos. Porque es ella la que lo ha visto todo. Lo mejor y lo peor de las personas. Ahora, es la muerte la que se siente maravillada por Liesel, una niña que durante la Alemania nazi descubre su pasión por la lectura y las palabras. A diferencia de muchos otros libros de la II, este retrata más los horrores de los ciudadanos alemanes comúnes e inocentes. Porque una de las injusticias en la Alemania nazi era que, si eras alemán, fueras niño o anciano, debías, merecías ser bombardeado. La familia de Liesel intenta llevar una vida mínimamente tranquila en el horror de la guerra. Esta es la verdad cortante y seca del libro. La muerte te dice lo que va a suceder desde el capítulo I. Ten un pañuelo a mano porque básicamente nuestra narradora, La Muerte, va a llorar contigo, sobre todo cuando Liesel siente necesidad de leerles a todos cuando llegamos a los capítulos de los bombardeos por parte de los aliados. En los sótanos, ella les lee. blog

Sus personajes son ORO. A mí Liesel ni fú ni fá al principio. Claramente era una niña asustadiza y no la culpo, pero Rudy (su vecino), dios mío. Rudy es sublime desde la primera vez que leemos sobre él. La amistad de Liesel y Rudy es de las más tiernas que he me encontrado en mis años como lectora. La Muerte te va medio suavizando el golpe al final pero, como dije arriba, ten los pañuelos a mano. Un personaje muy destacable es Rosa Hubermann (la madre adoptiva de Liesel). Es que ella es un personaje tan cálido, tan estricto, tan correcto. Es dura por fuera, pero adoraba a su familia con el alma. Y pienso que a Liesel algo de su carácter se el debió haber quedado. Cuando la leí, no confiaba en ella. Y pensé que iba a maltratar mucho a Liesel. Y hablando en serio, Rosa puede llegar a ser bastante hiriente con sus palabras y sus constantes críticas hacia prácticamente todo. blog2 Cuando Max (el judío al que esconden) llega, sin embargo, veo a una Rosa diferente. Es muy buena con él y sabe que esconderlo es lo correcto. Max hace que, de alguna manera, la relación entre ella y Liesel se fortalezca. Me quedé con ellos, con Rosa y Hans. Recogí lo que pude de ellos mientras leí este libro. Están muy bien delineados desde el principio. Cada uno trata con Liesel como puede y a su manera. Son muy diferentes entre sí pero se complementan increíblemente. No me voy a detener a hablar de Rudy con detalles por dos razones: 1. me deshago en lágrimas y no puedo 2. spoilers. No sé cómo hacer esto sin spoilers. Renuncio.

Max te roba el alma. Se los juro. Aquí viene una de las cosas que más me gustó del libro. LA HISTORIA TRAE DIBUJOS. SÍ, MAX LE HACÍA DIBUJOS Y LIBROS A LIESEL. Y por eso le atesoro mucho. Este libro hay que leerlo porque sí. Simplemente precioso, bien escrito, bien cocinado, bien BIEN BIEN TODO. Aquí les dejo una pequeña ilustración que hice:

la ladrona de libros

Me gusta pensar que ella y Ana Frank se hubiesen llevado de maravilla. A propósito, esto me recuerda a un artículo que leí tiempo atrás, sobre una superviviente que dibujó la barbarie nazi. Su nombre es Helga Weissová. Con 12 años documentó lo que sucedía en Auschwitz y en muchos otros lugares. No sé exactamente el porqué, pero he recordado a Liesel. Y las dos no estaban muy alejadas tampoco, solo documentaron el mundo en ese entonces de formas diferentes. Una con palabras, la otra con dibujos.

helga-kresba

Concluyendo, es un libro bastante ameno y digerible. Te encariñas con los personajes desde el principio y tiene diálogos divertidos si me lo preguntan. Una gran lectura.

Anuncios

2 comentarios en “Book review: La Ladrona de Libros.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s