Compararse con otros artistas.

Personalmente yo adoro mirar el trabajo de los demás. Me motiva y me recuerda qué es lo quiero hacer con el mío y a qué dirección quiero llevarlo. Sé mis puntos débiles y los trato de fortalecer. Solo te permito que compares tus viejos trabajos con tus nuevos trabajos. Es la única comparación de la que verdaderamente vas a comer. No la que te está minando tu valor como artista y como persona. Cuesta mantenerlo así. Oh, y tanto que sí.

”María dibuja tan genial. Ojalá pudiese dibujar como ella (Aunque María ha tenido más práctica y más entrenamiento que tú, probablemente con herramientas con las que tú no cuentas)

”¿Por qué Laura vende tanto si tu trabajo es feo?” (cambiemos el ES por ME PARECE. Que sea feo o no, no lo convierte en una verdad universal y tampoco está en tu mano crear una y decidir imposibles)

”Tengo años dibujando y hay gente menor que yo lo hace mejor” Si hay una carrera competitiva en esta vida es diseño. Y tienes que aceptar que allá más de tres te van a superar con creces. Lo bueno está en que nadie más tiene tu cerebro. Siempre la inspiración tiene que encontrarte trabajando porque un día uno de esos jóvenes que tienen años dibujando va a decirte que tú lo estás haciendo mejor. Sobre gustos y colores no hay nada escrito y no hay más vuelta de hoja. O sea, ¿estás consciente de que tú mismo estás metiendo los pies en el fango?

Con el paso del tiempo yo he aprendido a dejar de medir con un vara todo mi desempeño y echarlo por tierra comparándome con los otros artistas. Vamos a ver si le ponemos un alto a esto, porque compararse es estar abriendo las puertas a las dudas y temores injustificados, y de paso, estás pisoteando tu trabajo. Trabajo que lleva tiempo construir y perfeccionar. Que sí, que mucha gente lo tiene sencillo porque por naturaleza dibuja de fábula, pero no quiere decir que las complicaciones no los salpiquen de vez en cuando a ellos también. No solo estás malgastando energías en pensamientos que minan tu moral y tu estado de ánimo, sino que pierdes tiempo valioso en crear algo. Y esto va también para cualquier ámbito, no solo lo relacionado con tu trabajo. Tristemente yo sigo teniendo esta tendencia en algunas ocasiones. Lo hago de forma autocompasiva porque a mí todavía me falta mucho que aprender. Pero es algo que se me pasa cuando realmente estoy satisfecha con mi trabajo (cosa que últimamente pasa casi siempre, para mi asombro) 🙂

process

Vamos a dejar la tontería. Tienes que estar en tus cabales y pensar las cosas fríamente. Estás comparándote con alguien que ya ha tenido más entrenamiento, que tiene gustos diferentes a los tuyos, que es más EFICAZ porque su tiempo está bien invertido y no anda pensando en la inmortalidad del cangrejo. Ejemplo: tú trabajas tradicionalmente en un escritorio, nunca has tocado ni tenido una tableta y te frustras porque no eres como menganito que ha estado practicando todos los días y tiene talento nato. Ya, entiendo que quieras llegar a ser como menganito, pero comparando dos tipos de trabajos completamente diferentes (el tuyo y el de él) no lograrás nada salvo saturarte. Tu buen gusto es el que te está traicionando. Hay una frase que reza más o menos así, aunque la modifiqué:

En los primeros años no se trata de ser bueno, sino de llegar a ser bueno. Es algo que tiene potencial, pero no es excepcional (todavía). Tu gusto, el factor que hizo que estés en este juego, es el gatillo. O lo usas a tu favor o en tu contra.

Como artista, tus gustos apuntan a X tipo de técnicas y ciertos medios. Ya sea digital o tradicional. Tienes un estilo y vas a desarrollarlo. Y sabes y quieres que tu arte vaya por esa dirección a la que tu gusto está apuntando. Pero va a llegar un momento en el que tu arte y tus gustos no van a estar de acuerdo. Vas a fallar y tu gusto va a decir: ”mmmm, no sirve. Cámbiate de carrera. Es decepcionante”.

Si vives en eterna comparación, amigo mío, estás empezando con mal pie.

Anuncios

Un comentario en “Compararse con otros artistas.

  1. Mekashita.✨🇨🇱 (@KatalinaZepeda5) dijo:

    ¡Me ha ayudado mucho! Normalmente suelo pensar el si “¿soy suficiente realmente?” O el “¿Por qué no puedo dibujar así?” pero creo que debo dejar de pensar que hacen los otros artistas y comenzar a ver solo el que debo seguir para ser como ellos, aún que no, no quiero ser como ellos ¡Quiero ser yo misma! debo dejar de compararme con otros artistas y comenzar a valorarme a mí misma e invertir mejor mi tiempo. Será difícil, pero aún así ¡gracias!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s